¿Quién le pone el cascabel al gato?

Por José Luis Rivera Donawan Acontece cualquier día, en cual […]

Por José Luis Rivera Donawan

Acontece cualquier día, en cual cualquier momento, a cualquier hora, en cualquier lugar. Lo cierto es que las vocinglerías chillonas, bulliciosas y boconas de los vendedores ambulantes y sus altoparlantes es la de nunca acabar.

 

En San Carlos, ensanche Miraflores, Cristo Rey, Naco, Villa Juana, Piantini, Los Mina, Ozama…, en fin, en todos estos sectores, barrios y ensanches de clases bajas, altas y medias no están exentos de estas bullas extravagantes y desagradables de dos o tres “padres de familia” que casi a diariotransitan por estos lugares ofertando sus mercancías.

 

No hay reunión, siesta, rezos ni velatorio en estos sectores, barrios y ensanches que escapen de ellos. ¡Pero todo tiene su límite!  ¡Válgame Dios!  Sabemos de antemano, que hay leyes y edictos que regulan éstas bullas, voces escandalosas y sin control. Por suerte, en toda la geografía nacional, tenemos y contamos con síndicos, alcaldes y regidores.

 

Ahora, la pregunta obligada es la siguiente: ¿Quiénes de nuestros síndicos o regidores le pone el cascabel al gato? Todavía más: ¿Quiénes en nuestras salas Capitulares inicia, se arriesga o se decide ponerle el cascabel al gato al desempolvar la ley 6400 de Medio Ambiente para hacerla cumplir? ¡Porque de que estamos hartos y hastiados de estos griteríos humanos y sin control, los estamos!

 

Sabemos, de que hay mucho recelo, miedo y temor por parte de nuestros síndicos, y regidores en las Salas Capitulares en querer y hacer cumplir esta la ley. Pero, la ley es la ley, y la 6400 amparada por Medio Ambiente para el caso que nos ocupa es bien clara cuando estable y dice: “La prevención, regulación y control de cualquiera de las causas o actividades que causen deterioro del medio ambiente, contaminación de los ecosistemas y la degradación, alteración y destrucción del patrimonio natural y cultural”.

 

Entendemos que hay edictos, normas y ordenanzas que nuestros síndicos, regidores y Consejos de Regidores les atañen y tienen que  hacer cumplir. Las bullas y ruidos innecesarios no están libres de ellos.  ¿Quién de nuestros regidores se anima en ponerle el cascabel al gato?

 

El autor es CPA y periodista

 

Sobre Notimundo

Instituto Dominicano De Periodismo (IDP)