Barack Obama establece record en deportación de inmigrantes

Spread the love

SANTO DOMINGO.La administración del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha logrado deportar a un ritmo record a los inmigrantes ilegales. Este ha asegurado que el gobierno va tras los «criminales, pandilleros y personas que están haciendo sufrir la comunidad, no tras los estudiantes, ni tras las personas que están tratando de alimentar a sus familias».

Sin embargo, después de un análisis realizado por el periódico New York Times sobre los registros internos del actual gobierno, se muestra que dos tercios de casi dos millones de casos de deportación involucran a personas que habían cometido infracciones menores, como violaciones de tráfico, o no tenía antecedentes penales en absoluto. El 20% de los otros casos si se trataba de delitos graves, incluidos delitos relacionados con drogas.

El tema de inmigración se ha convertido en uno de los más polémicos. Un examen de los antecedentes de la administración muestra un divorcio entre las metas prometidas, entre ellas la ley de inmigración, y lo que se vive en la actualidad.

En el último año de la administración de Bush, más de una cuarta parte de las personas deportadas en los Estados Unidos sin antecedentes penales fueron repatriadas sin cargos. En 2013, se presentaron cargos en más de un 90% de los casos.

Según Marielena Hincapié, directora ejecutiva del Centro Nacional de Leyes de Inmigración, «este gobierno – más que cualquier otro – ha devastado las comunidades de inmigrantes en todo el país, solo porque conducían sin licencia, o porque intentaban volver a entrar en el país para reunirse con sus familiares.»

Funcionarios del gobierno dicen que las deportaciones son el resultado de una década en la que el Congreso ha aprobado las leyes de inmigración y una mayor financiación para la ejecución. Todo esto para estructurar la residencia legal para los 11,5 millones de inmigrantes ilegales de la nación. «El Presidente está preocupado por el costo humano de las familias que separa», dijo Cecilia Muñoz, asesora de política interna de la Casa Blanca. «Pero también es cierto que no se puede simplemente accionar un interruptor y hacer que se detenga».

En la primavera de 2012, el presidente Obama anuncio una manera para que los inmigrantes ilegales que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños – los llamados «Dreamers» – puedan quedarse en el país. Frente a una nueva ola de protestas, anunció hace dos semanas una revisión de los programas de deportación del gobierno en un esfuerzo por hacerlos «más humano».

Las promesas chocan con la realidad

Las deportaciones subieron de forma pronunciada en los últimos años de la administración Bush. Las deportaciones alcanzaron 383.000 en 2008. Obama atacó esas políticas durante su campaña de 2008, » Cuando las comunidades son aterrorizadas por las redadas de inmigración, cuando los niños llegan de la escuela para no encontrar a sus padres, cuando las personas son detenidas sin acceso a la asistencia letrada , cuando todo esto está sucediendo , el sistema no está funcionando». Pero esa promesa chocó con la realidad de la recesión. Al igual que el señor Bush.

Esperanza Pacheco, quien dijo que ha vivido ilegalmente en los Estados Unidos durante 20 años, fue detenida junto a su marido hace tres años para volver a entrar ilegalmente al país. Fue deportada, pero se le permitió regresar después de ganar una pelea en la corte el año pasado y su deportación ha sido suspendida temporalmente.

El jueves pasado se iniciaron cuatro días de protestas y manifestaciones en más de 40 ciudades de Estados Unidos para pedir el cese a las deportaciones de migrantes con delitos menores.

Como parte de estas, los activistas e inmigrantes determinaron que de manera indefinida a partir del sábado no pararan las protestas en las inmediaciones de la Casa Blanca con el objetivo de presionar al presidente.

«No nos iremos hasta lograr resultados. Hemos presentado sugerencias como ampliar la suspensión de deportaciones o eliminar el programa Comunidades Seguras y queremos escuchar una respuesta ahora», dijo Tania Unzueta, integrante de la Red Nacional de Jornaleros.

Estas movilización son parte de organización como «#Not1more deportación», las cuales tienen base en la Red Nacional de Jornaleros, Puente Arizona, la Alianza Latina de Georgia para Derechos Humanos, el Centro de Nueva Orleans para Justicia Racial.

 

 

 

 

 

 

Publicado por Juan Jose Ureña Breton

Facebook Comments Box

Notimundo

Instituto Dominicano De Periodismo (IDP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *