Comienza la actividad comercial del mercado de Villa Consuelo

Spread the love

SANTO DOMINGO. Con un puñado de comercios preparados o casi listos inició ayer la explotación lucrativa del mercado de Villa Consuelo. Una buena parte de los propietarios de los negocios comenzaron a instalar el mobiliario del mercado con las indicaciones y restricciones del Ayuntamiento del Distrito Nacional.

«No se puede instalar nada de madera ni cartón, los estantes deben ser de metal. En las zonas de venta flores, frutas y vegetales solo se acepta un tipo de guacal y debe ser plástico, no cajas. El mobiliario no puede sobrepasar la altura de las ventanas. Los comerciantes deben tener sus espacios organizados. Cada quien es responsable de la limpieza de su local. Está prohibido limpiar productos y cortar animales grandes en el área de venta», declaró ayer el director de servicios públicos, Miguel Germosén José, quien expuso que en el contrato firmado entre los vendedores y el cabildo se encuentran las reglamentaciones a las cuales se van a someter los inquilinos.

Ramón Ventura Ortiz fue el primero de los vendedores de provisiones en preparar su local. Granos, especias, productos enlatados, sazones, entre otros productos llenaron el espacio. «Ya sabíamos qué venía así que cuando abrieron solo hubo que traer los productos para acá», dijo el vendedor.

Sin embargo, Ventura Ortiz estaba escuchando las primeras restricciones. «Esos tramos de ahí arriba hay que quitarlos», instruyó Germosén José al vendedor.

La inmensa mayoría de espacios, incluido puestos de ventas de vegetales, frutas y flores, carnes y pescados, cafetería, quincallería, todavía no estaban listos. En provisiones solo había dos locales abiertos, en frutas y vegetales estaban los guacales pero no había productos, en el área de quincallería dos puestos estaban listos, en botánica también había dos negocios, en cafetería había un local con productos pero cerrado y otros tres se estaban instalando. En carnes y mariscos no había negocios abiertos.

En la parte de logística los cuatro cuartos fríos del mercado estaban operando esperando mercancía. Los 36 almacenes ya tenían mercancías de quincallería y otros productos secos. En otras áreas brigadas de limpiezas y de los mismos comerciantes se encargaban del aseo del mercado.

 

 

 

 

 

 

Publicado por Juan Jose Ureña Breton

Facebook Comments Box

Notimundo

Instituto Dominicano De Periodismo (IDP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *