Con Banca Solidaria, la diferencia es mucha dice María Rodríguez emprendedora de Las Caobas

Spread the love

El presidente Danilo Medina en campaña habló muchas veces del drama que representa para los microempresarios el atraso en cobrar las facturas que emiten el cual los obliga a paralizar la producción, a tener que endeudarse con usureros del barrio o irse a la quiebra.

Expuso que tomaría las medidas que tomaría (y que tomó) su gobierno: crear el Banco de los Pobres, es decir Banca Solidaria, facilitar crédito a una tasa de interés que permita prosperar (no las expoliadoras del mercado) y el factoring, para recoger todas esas facturitas y pagárselas a los microempresarios para que no se descapitalizaran.

Hoy la Dirección General de Comunicación a través de un video y una breve nota titulados: “La diferencia es mucha” (http://bit.ly/J6br4v)  la DICOM da a conocer el impacto que está teniendo esta iniciativa presidencial con la cual se democratiza el crédito en beneficio de sectores y personas históricamente desprotegidas.

En  “La diferencia es mucha”, la DICOM presenta la historia de María Rodríguez  una emprendedora Las Caobas que al principio no creía en Banca Solidaria pues pensaba que se trataba de “promoción del gobierno”

“Pero, peero, como no hay peor diligencia que aquella que no se hace y María estaba desesperada, solicitó un préstamo a Banca Solidaria. A ver…, quién sabe…

La nota y el video explican que a Maria le aprobaron 60 mil pesos a una tasa de 1% mensual, con lo que no sólo surtió su negocio de lazos, sino que también montó la guardería, la estancia infantil que soñó”

María ahora ofrece su testimonio, de que sí, de que es verdad que Banca Solidaria funciona, que ‘tá pa lo pobre. «La diferencia es mucha», dice.

El testimonio de María Rodríguez coincide con el anuncio que hizo hoy la directora de Banca Solidaria, Mayra Jiménez  de la inyección de 500 millones de pesos que dispuso el presidente Danilo Medina para fortalecer y ampliar su programa de financiamiento a favor de microempresarios en todo el territorio nacional.

Aquí la historia completa.

Para darse caché le puso por nombre «My Little, Day Care for Babys» a su estancia infantil. Debió escribir “babies”,y qué importa; un vicepresidente norteamericano no supo deletrear correctamente «potato» y lo de María Rodríguez no es el inglés.

Su negocio es hacer lazos.

Contemos su historia.

María trabajó en una empresa privada hasta que pudo independizarse y montar su negocio de comprar cintas, hacer lazos y venderlos. De todos los colores, dibujos, diseños, anchos y texturas.

 

Fue duro el comienzo y también después: «Era muy difícil, dice y se le aguan los ojos, yo tenía que esperar que alguien me pagara para poder comprar material».

 

Para los chiquitos, para los microempresarios, el atraso en cobrar las facturas que emiten, los obliga a paralizar la producción, a tener que endeudarse con usureros del barrio o irse a la quiebra.

 

Danilo Medina en campaña habló muchas veces de este drama y de las medidas que tomaría (y que tomó) su gobierno: crear el Banco de los Pobres, es decir Banca Solidaria, facilitar crédito a una tasa de interés que permita prosperar (no las expoliadoras del mercado) y el factoring, para recoger todas esas facturitas y pagárselas a los microempresarios para que no se descapitalizaran.

 

Una amiga le habló a María de Banca Solidaria, pero ella no le hizo caso porque pensó que «eso era promoción del Gobierno».

 

Pero, peero, como no hay peor diligencia que aquella que no se hace y María estaba desesperada, solicitó un préstamo a Banca Solidaria. A ver…, quién sabe…

 

Le aprobaron 60 mil pesos a una tasa de 1% mensual, con lo que no sólo surtió su negocio de lazos, sino que también montó la guardería, la estancia infantil que soñó.

María ahora ofrece su testimonio, de que sí, de que es verdad que Banca Solidaria funciona, que ‘tá pa lo pobre. «La diferencia es mucha», dice.

De los lazos salió la estancia infantil. Y de Banca Solidaria.

Aunque, a decir verdad, son tres negocios los que tiene María: el de los lazos, la guardería y la venta al detalle de cintas (en eso anda también; surtiendo a otras).

Una mujer exitosa, emprendedora, con una filosofía de vida digna de compartir: «La vida se gana trabajando y teniendo sueños por los que luchar».

En este miércoles navideño, te ofrecemos la historia de María en video y fotografías para que conozcas su empresa de lazos y los hermosos niños y niñas que pueblan su estancia infantil.

 

Facebook Comments Box

Notimundo

Instituto Dominicano De Periodismo (IDP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.