Concubino asesina y descuartiza dominicana; disuelve cadáver en barril con ácido sulfúrico

Spread the love

NUEVA YORK._ El concubino de 24 años de edad de una inmigrante dominicana identificada como Elena Cruz de 43, asesinó a la mujer, desmembró su cadáver y metió los restos en un barril de color azul para disolverlos con ácido sulfúrico, dijo la policía. Los restos del cuerpo de la víctima que residía en un apartamento de la calle 140 al Oeste de Harlem, fueron encontrados en la vivienda, después que una abuela que vive en el inmueble llamara al 911 para reportar un fétido, penetrante e insoportable hedor.

Los investigadores dijeron que los restos de la señora Cruz llevaban varios días dentro del barril que no estaba tapado, pero no bien sellado.

El psicópata fue arrestado e internado en el Pabellón Psiquiátrico de un hospital en Manhattan, ya que sufre perturbaciones mentales, pero la policía no ha revelado su identidad.

Oficiales de la Oficina Forense transportaron los restos de la dominicana en el mismo tanque ya que no pudieron sacar los pedacitos del cadáver.

El forense realiza la autopsia para decretar oficialmente la causa de la muerte de Cruz, pero se dijo que fue apuñalada docenas de veces por el presunto loco con el que sostenía una relación desde hacía algún tiempo.

Vecinos de Cruz detallaron que ella había decidido romper las relaciones con su verdugo, diciéndole que regresaría a la República Dominicana, pero el victimario se opuso y respondió asesinándola brutalmente.

Los investigadores estaban ayer martes en la búsqueda de familiares de Cruz.

La puerta de entrada al apartamento situado en el edificio 2400 de la calle Adam Clayton Powell Boulevard y la Sétima Avenida, fue sellada por la policía para proteger las evidencias en la escena del crimen.

Los investigadores creen que Cruz fue asesinada en el interior de la vivienda.

La abuela del sospechoso fue quien notó que su nieto estaba actuando nerviosamente, aunque sufre de conducta bipolar, no acostumbraba a ello.

La pariente del sujeto lo llevó al hospital Saint Luke, y cuando regresó al edificio, olfateó el fétido olor de los restos del cadáver y dioparte a las autoridades.

Vecinos de la pareja reaccionaron sorprendidos y dijeron que nunca pensarían que el «loco» fuera capaz de cometer un crimen tan atroz, porque no aparentaba ser violento.

Cristóbal Mota, Brenda Rebollado, Daniel Fernández y Mike Lewis, quienes también viven en el edificio que pertenece a un complejo de viviendas, se mostraron asombrados por lo ocurrido.

La policía no ha ofrecido más detalles sobre el asesinato de la dominicana, pero los investigadores adelantaron que las pesquisas continúan.

Al cierre de esta nota, el sospechoso no había sido interrogado ni acusado por el crimen y se espera que sea procesado en los próximos días.

Facebook Comments Box

Notimundo

Instituto Dominicano De Periodismo (IDP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.