Confían que el Congreso Nacional no aprobará la división de Santo Domingo

Spread the love

SANTO DOMINGO. El titular de la Dirección General de Ordenamiento y Desarrollo Territorial (DGODT) del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, Franklin Labour, se mostró ayer confiado en que el Congreso Nacional no aprobará la propuesta de elevar a provincia parte de los municipios que componen el Gran Santo Domingo, iniciativa con la que se mostró en desacuerdo.

Igual esperanza alberga el presidente de la Federación Dominicana de Municipios (Fedomu) y alcalde del municipio Santo Domingo Este, Juan de los Santos, quien aboga porque cualquier modificación al territorio se haga luego de aprobado el proyecto de Ley de Ordenamiento Territorial.

El anteproyecto se encuentra casi listo, y podría ser presentado al Congreso próximamente, a decir de Labour. «Yo no creo que esté en el interés de los legisladores sancionar esa iniciativa por el momento», expresó el funcionario que, aunque reconoce la potestad del Congreso para tratar las propuestas legislativas, confía en las gestiones realizadas para el conocimiento y aprobación, tanto de la Ley de Ordenamiento como la de Región Única de Planificación, ambas en proceso de elaboración en su dependencia y discutidas con amplios sectores de la sociedad.

El incumbente del DGODT considera que las divisiones de territorio realizadas hasta el momento no han repercutido en mejoras municipales. «¿Dividirlo con qué fin?», se preguntó Labour, que criticó que se incremente una jurisdicción de categoría sólo por asuntos financieros, ya que las asignaciones presupuestales aumentan en función del tipo de demarcación de que se trate.

De hecho, las entidades estatales que discuten el proyecto de Ley de Región Única de Planificación, han convenido en que la zonificación existente es muy amplia y que debe reducirse, según adelantó Labour. «No es que (la propuesta) no tenga asidero, pero si se está elaborando una ley, lo razonable es esperar que se discuta y se apruebe, pues ella dará las herramientas necesarias para que el Congreso puede tomar su decisión», enfatiza Labour.

Mientras que el alcalde De los Santos dijo que es necesario que se apruebe la Ley de Ordenamiento Territorial antes de crear más provincias. Recordó que hace tres meses Fedomu envió una misiva al Congreso para fijar su posición al respecto.

Justifica proyecto

En tanto, la diputada María Aracelis Duarte, quien reintrodujo el proyecto de ley que busca dividir la provincia Santo Domingo, justifica la propuesta, y explica que los recursos del Presupuesto Nacional que se destinan para esa demarcación se quedan en el municipio cabecera, que es Santo Domingo Este.

De acuerdo con la legisladora, los habitantes de Santo Domingo Oeste y Norte no saben dónde queda la oficina de la gobernación, ni qué se hace con los recursos que deben llegar a todos los barrios. Citó problemas, como la falta de escuelas, liceos y Politécnicos, tribunales, centros de atención primaria y la tardanza con que las autoridades resuelven situaciones que afectan la vida normal de sus habitantes.

Es inadecuada

Para el arquitecto urbanista Pedro Mena, la propuesta de la diputada es «extemporánea, inoportuna e inadecuada». Coincide con otros especialistas en temas de municipalidad en que esa división, como se ha planteado, sólo vendría a aumentar la burocracia, que a su vez, implica una carga adicional para la ciudadanía. Señala que a 12 años de que se hizo la división de la capital en lo que es hoy el Gran Santo Domingo, todavía no se perciben mejorías en los servicios y administración municipales.

Mena cita los casos de países como Francia, donde actualmente se trabaja en la reducción de sus municipios, procesos que, según dijo, contribuyen a disminuir costos, mejorar la eficiencia en la administración y constituyen una oportunidad de reingeniería de las ciudades.

Aboga para que en lugar de aumentar las jurisdicciones como se ha planteado y que -cree- responde únicamente a intereses políticos, se trabaje en la integración de corporaciones intermunicipales de servicio.

Antecedente

Lo que hoy se conoce como el Gran Santo Domingo, era hasta el 2002, la capital dominicana, con una extensión de 1,600 kilómetros cuadrados. En ese año, se segmentó en el Distrito Nacional y en la provincia Santo Domingo, que cuenta con siete municipios. Según el último censo (2010) en el Gran Santo Domingo, viven más de tres millones de habitantes.

Más poblados y con menos provincias

A pesar de ser en habitantes y extensión más grandes que la República Dominicana, naciones como la República Popular China, Canadá, Argentina, Ecuador, Cuba y Egipto están divididos territorialmente en menos de 32 provincias.

Contrario al país, China Popular, la nación más poblada del mundo, con más de mil trescientos millones de habitantes está dividida en 22 provincias. Igual sucede con Canadá, que tiene una población de 34.88 millones, y su territorio está organizado en diez provincias.

En el caso de Argentina, cuyo número de habitantes es de 41.9 millones, sus provincias son 23, diez menos que las de República Dominicana. Ecuador tiene una población de 15.49 millones y su territorio está fraccionado en 24 provincias. También Egipto está dividido en 27 gobernaciones o provincias, con una población de 80.72 millones, y Cuba tiene 11.27 millones de habitantes y 15 provincias.

 

 

Publicado por Juan Jose Ureña Breton

Facebook Comments Box

Notimundo

Instituto Dominicano De Periodismo (IDP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.