Delincuentes matan un joven en Marañón ll, y cambian la vida de los vecinos

Spread the love

SANTO DOMINGO NORTE. «La urbanización Marañón ll pasó de ser un sector tranquilo a ser tierra de nadie, donde los delincuentes son los que mandan, fíjate, ya mataron esa niña».

Así se expresó Juan Pablo Rosado, un comerciante de la zona, que alega que la delincuencia es la que traza la línea, y no la Policía.

En ese sentido, dijo que el pasado sábado, delincuentes armados miembros de una banda que opera desde hace ya mucho tiempo, mataron a la joven universitaria Surami Morla Santos.

La joven era estudiante de Ingeniería de Sistemas en la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA) y Joel Amado Morla, hermano suyo, decidió llevarla a su casa. Ambos fueron interceptados por varios hombres, los encañonaron, le dispararon a Surami por la espalda, la bala la traspasó, y se alojó en la columna de su hermano que hoy se mantiene semi inválido en el hospital Ney Arias Lora.

La madre de Surami, Sonia Santos, dice que la Policía sólo hace patrulla una vez por día, «pero no lo hace por las noches, sólo en las mañanas».

La situación en este sector es tan tensa, que los comerciantes cierran a las seis de la tarde, los motoconchistas trabajan hasta esa misma hora, los padres de familia comienzan a recoger a sus hijos desde las cinco, y los taxistas no quieren entrar aquí.

Muchos estudiantes han tenido que abandonar sus estudios universitarios por temor a ser atracados o a que los maten, a casi todos los empleados de la empresa Pollo Cibao que residen aquí, los ha tocado la ola de delincuencia que azota, «acechan a que uno cobre y le quitan sus chelitos», dijo un empleado de la referida empresa.

Según la gente de aquí, por lo menos 12 personas, entre jóvenes y adultos mayores han sido víctimas de delincuentes en los últimos 30 días.

«Pedimos que la Policía patrulle, y que nos alumbren el sector, no hay una bombilla buena, estamos totalmente a oscuras, y esto ayuda a los delincuentes que se esconden en una casa que hay aquí muy cerca», dijo Sonia Santos.

El colmado Los Pepe fue asaltado recientemente, y los atracadores se llevaron la suma de RD$8 mil en efectivos, bebidas y tarjetas de llamadas.

De igual manera, la joven Karina Rincón fue despojada de dinero en efectivo, un celular y otras pertenecías, «y me dispararon en los pies», recuerda.

En tanto, la Policía informó que investiga la muerte de la joven Morla Santos y la agresión a su hermano, interno en el Hospital Doctor Ney Arias Lora.

 

 

 

 

Publicado por Juan Jose Ureña Breton

Facebook Comments Box

Notimundo

Instituto Dominicano De Periodismo (IDP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.