Deportados se quejan de la falta de oportunidades

Spread the love

SD. Un deportado de los Estados Unidos, que cumplió tres años de cárcel por narcotráfico, reclama del gobierno dominicano que le proporcione trabajo para poder mantenerse y dejar de mendigar por las calles de Santo Domingo.

Alberto Florentino Hernández narró que hace 18 años llegó al país y desde entonces no ha podido trabajar porque tan pronto saben que es deportado, todos le niegan la colocación.

Dijo que en algunas ocasiones lo han insertado en puestos y, que luego de buscar su prontuario por Internet, descubren su condición y lo sacan del trabajo. A Florentino Hernández, la policía de Nueva York le encontró una cápsula de cocaína y crack cuyo valor era de dos dólares y luego un tribunal lo encontró culpable de posesión de droga y un juez dispuso que cumpliera tres años de prisión.

Igual suerte corren otros dominicanos deportados de los Estados Unidos, que al llegar aquí ninguna empresa, ni pública ni privada les da empleos. «Sienten miedo de que nosotros robemos o pongamos algún punto de droga en su propio negocio. Nosotros cometimos ese error y la mayoría se regenera y no lo vuelve a cometer», expresó Antonio González, otro deportado que llegó al país hace dos años y corre la misma suerte que Florentino Hernández, que no encuentran ganarse el sustento en un trabajo formal.

 

 

 

 

Publicado por Juan Jose Ureña Breton

Facebook Comments Box

Notimundo

Instituto Dominicano De Periodismo (IDP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.