Empresarios exigen a Pro-Competencia funcionar y dejar “delirio de persecución”

Spread the love

SANTO DOMINGO. El El presidente de la Asociación de Empresas Industriales de Herrera y Provincia Santo Domingo (AEIH), Víctor Castro, definió como «penoso» el delirio de persecución demostrado por Pro-Competencia, al atribuir a un supuesto sabotaje las objeciones públicas a su prolongada inhabilitación, mientras consume cuantiosos recursos de los contribuyentes.

Castro sugirió a Michel Cohén, presidenta de Pro-Competencia, «dejar de ver fantasmas y a esforzarse conjuntamente con su costoso consejo para poner en operación la institución.»

En una comunicación de prensa, Castro sostuvo que de esa manera podrá justificar los más de 180 millones de pesos que esa entidad le cuesta a los dominicanos anualmente entre gastos corrientes y de capital.

«En tres años Pro-Competencia se ha engullido casi 300 millones de pesos sólo en gastos corrientes y no ha podido operar ni tomar una decisión a favor del mercado; ¿le parece poco eso a la señora Cohén?» dijo Castro.

Definió como un absurdo la versión de que existe una campaña para doblegar a una entidad que en la práctica no existe ni puede operar sin la selección de un director ejecutivo, proceso que sospechosamente ha sido dilatado en una institución cuyo consejo cobra lujosos salarios desde 2011.

Apuntó que no se conoce públicamente terna alguna presentada al presidente Danilo Medina -para la selección el director ejecutivo de la entidad- por lo cual resulta ilógico hablar de «presiones» para influir en la escogencia de ese funcionario.

Castro indicó que instituciones con responsabilidades complejas como el Pro-Consumidor entraron en operación en un tiempo razonable con resultados tangibles que el país agradece.

«De hecho, la inoperancia de Pro-Competencia constituye una presión para Pro-Consumidor, que, según tenemos entendido, recibe quejas y demandas de asuntos que competen a esa primera institución», expuso Castro.

Emplazó a Cohén a aportar las pruebas en el sentido de que existe una campaña para sabotear a Pro-Competencia o a exponer un solo dato que demuestre que la AEIH tiene una agenda oculta cuando reclama transparencia.

«Lo que en verdad constituye un dato incontrovertible es que Pro-Competencia paga jugosos salarios sin poder satisfacer las demandas de regulación del mercado y que sus miembros hacen licitación para adquirir lujosas yipetas con tres líneas de asientos y con las últimas tecnologías», expresó.

El presidente de la AEIH dijo que no se entiende cómo, según Cohén, Pro-Competencia se ha ganado el respeto internacional sin haber adoptado una sola decisión y, por el contrario, devuelve los expedientes de los casos que llegan a sus manos.

 

 

 

 

 

Publicado por Juan Jose Ureña Breton

Facebook Comments Box

Notimundo

Instituto Dominicano De Periodismo (IDP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *