En 32 años, el Iteco ha formado más de 10,500 profesionales de grado y postgrado

Spread the love

SANTO DOMINGO. En los 32 años que tiene de existencia, en las aulas del Instituto Tecnológico del Cibao Oriental (Iteco), con sede en Cotuí, se han formado más de 10,500 profesionales de grado y postgrado. En la actualidad, otros cinco mil quinientos están en ese proceso.

Creado el 10 de febrero de 1982 por el decreto 820, el Iteco es una institución pública, consecuencia directa de la Ley Minera (146-71), que establece que el 5% de las ganancias de la minería se destinen a las provincias con yacimientos en explotación.

En la década de 1970, la provincia Sánchez Ramírez -a la que pertece Cotuí- era el centro de esa industria, por lo que disponía del cinco por ciento.

Fue contando con esos fondos, que un grupo de visionarios propuso al Patronato de la Provincia Sánchez Ramírez, entidad que tenía la administración del fondo, crear una institución de educación superior para motorizar el desarrollo económico de la zona. «Surge esta idea, en el entendido de que en la explotación minera se estaba usando mano de obra de otra zona porque (la local) no tenía la capacitación para insertarse en trabajos técnicos», explicó el rector del Iteco, Esteban Tiburcio Gómez, durante su participación en Diálogo Libre.

Es por esta razón, que el instituto comienza con tres carreras vinculadas a la economía de la zona: minería, hidráulica y agropecuaria. Mientras, el Instituto Politécnico Sánchez Ramírez, apéndice del Iteco, ofrecía cursos de refrigeración, electricidad, ebanistería, mecánica industrial, mecánica diesel, entre otras.

Al hacer la evaluación de los 32 años de Iteco, su rector -que es egresado de esta academia- considera que sí ha cumplido con su propósito, pues casi todos los profesionales de Sánchez Ramírez, y zonas aledañas se han formado en sus instalaciones.

Obligados a diversificarse

En la década del noventa del siglo pasado, la industria minera colapsó en Sánchez Ramírez, y con ella se fue la principal fuente de financiamiento del Iteco.

Hubo entonces que recurrir al Estado, y a la apertura de nuevas carreras, entre ellas, la de educación, que hoy cuenta con más de dos mil estudiantes.

Tiburcio Gómez resalta la calidad alcanzada en la formación de docentes, citando que todos los egresados del Iteco con licenciatura en matemáticas, están colocados en el sector laboral. Después se abrieron otras carreras, para totalizar actualmente 10. Se imparte mercadeo, contabilidad, administración, informática, derecho, y es la única en el país que ofrece geología. En planes están comunicación, bioanálisis y enfermería.

«Todavía en la actualidad debe continuar esa diversificación de la oferta académica, porque no son todas las carreras que están ni son todas las carreras son», entiende el rector.

Calidad educativa

En las dos pruebas quinqunales que le ha hecho el Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología (Mescyt), el Iteco ha obtenido resultados satisfactorios, dice Tiburcio. Mientras que las tres mejores calificaciones de la última convocatoria de la Escuela de la Judicatura, fueron estudiantes egresados del Iteco. El rector atribuye el éxito a una fuerte filosofía institucional, y a que el 80% de sus profesores tienen maestrías, un 12% tiene especialidad y un 1.5 doctorados. «Eso representa unos niveles de calidad», afirma Tiburcio Gómez, quien cree firmemente en la preparación académica, porque es un producto de ello.

 

 

 

 

Publicado por Juan Jose Ureña Breton

Facebook Comments Box

Notimundo

Instituto Dominicano De Periodismo (IDP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.