En El Almirante reclaman al Ministerio de Educación la terminación de una escuela

Spread the love

SANTO DOMINGO ESTE. «Aquí el otro día estábamos jugando, y un compañero se fracturó una pierna porque tropezó con las piedras… se nos rompen los tenis a cada rato. No tenemos un patio donde jugar. No podemos jugar voleibol y básketbol. No podemos socializar… nada más tomar clases. Queremos que se nos construya una escuela mejor», expresó a DL el niño Nelson Tejada, quien cursa el octavo grado en la Escuela Básica Enriquillo, del sector El Almirante.

Este centro educativo, construido en el año 2008, nunca fue inaugurado. Hoy, le faltan las puertas de acceso principales, necesita una cocina y espacios recreativos y deportivos.

Pero, la situación se torna más complicada por el polvo que emana por la falta de asfaltado. Y, cuando llueve, se producen lodazales.

Ante este panorama, la Sociedad de Padres y Madres de la escuela decidieron ayer llamar la atención del Ministerio de Educación (Minerd), apostándose en la avenida La Pista, frente al recinto, y obstaculizando el tránsito vehicular por diez minutos, según explicó el presidente de la organización, Juan Jiménez.

«Cuando está seco (el camino interno), el polvo aprieta (congestiona) a la mayoría de los profesores y estudiantes. Hemos tenido que sacarlos al hospital para nebulizarlos», manifestó.

Con rostros de insatisfacción, padres y madres también demandaron el asfaltado de los caminos internos de la escuela, y la colocación de dos policías acostados en su frente, para evitar que algún niño se accidente, como afirman, ha ocurrido.

«Supuestamente estamos en un tiempo en que las escuelas están modificándose. No es posible que ésta se quede en el pasado, mientras las otras se están actualizando para tener una tanda extendida», comentó el profesor de Ciencias Sociales, Samir Cuesta.

Docencia digna

«La situación de nosotros es visible. La escuela tiene cinco años en construcción, y no se termina. Parece que para el Ministerio (de Educación) la escuela está terminada», aseguró la directora de la Escuela Básica Enriquillo, Maritza Herasme.

Opinó que los padres reclaman mejores condiciones en el centro educativo.

Las madres Melanie Andújar y Rosaura Jiménez deploraron que sus hijos lleguen a las casas con los zapatos y uniformes rotos.

«Aquí hay espacio para construir una escuela digna», refirió disgustada Jiménez.

 

 

 

 

 

 

Publicado por Juan Jose Ureña Breton

Facebook Comments Box

Notimundo

Instituto Dominicano De Periodismo (IDP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *