Erick Almonte posee carisma y chispa en el béisbol

Spread the love

SANTO DOMINGO. Hablar de carisma, buen sentido del humor y afinidad con el público, es hablar de Erick Almonte, conocido por los fanáticos del béisbol criollo como «Erika».

Este jugador tiene una chispa única, que conecta con los amantes de la pelota, no importa al conjunto que pertenezca, ya que ha visto acción en cinco de los seis equipos de la Liga Dominicana: Tigres del Licey, Estrellas Orientales, Gigantes del Cibao, Águilas Cibaeñas y Leones del Escogido.

Desde pequeño Erick creció viendo a su padre y a un tío jugando softbol, y de ahí surgió el deseo de jugar.

Confiesa que en su casa le exigieron que terminara sus estudios, y su hermano Héctor Almonte lo animaba para que practicara, y se mantuviera en forma hasta que se produjo su firma por los Yanquis de Nueva York, el 11 de febrero de 1996. Debutó el 3 de septiembre del 2001.

Señala que todas las personas lo reconocen por sus números en los Gigantes del Cibao, equipo con el cual se siente identificado, y a cuya fanaticada tiene mucho agradecimiento.

«Cuando voy a buscar al colegio a mi hijo mayor Erick Manuel, sus compañeros me comienzan a gritar, Érica, es algo que me da risa».

El origen de este apodo comenzó en la temporada 2004-2005, cuando jugó con las Estrellas. Ese año ganó su primer premio de jugador más valioso.

En la actualidad, todas las personas que se encuentra por doquier, siempre lo llaman con ese sobrenombre, y no le molesta, piensa que es una manera para que sus admiradores demuestren su respeto hacia él.

Erick ha mostrado en los últimos años que tiene interés por la crónica deportiva, tanto así, que ha sido invitado en varias ocasiones a programas como comentarista.

 

 

Publicado por Juan Jose Ureña Breton

Facebook Comments Box

Notimundo

Instituto Dominicano De Periodismo (IDP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.