Gran manifestación de dolor en sepelio de asesinado hijo de dirigente choferil

Spread the love

*El joven Bladimir Guzmán fue muerto a tiros la mañana del pasado domingo mientras cumplía su labor de transportista de pasajeros. En una gran manifestación de dolor se convirtió el sepelio del joven Bladimir Guzmán, quien fue muerto de un disparo en el vientre bajo que le ocasionó un desconocido la mañana del pasado domingo mientras ejercía sus labores de transportista de pasajeros en el puente Juan Carlos II, en la avenida Charles de Gaulle esquina Las Américas en Santo Domingo Este. Bladimir Guzmán era hijo del presidente de la ruta 88, Blaubio Guzmán Medrano (Pachulí), quien es, además, vicepresidente de la Unión Nacional de Transportistas y Afines (UNATRAFIN), entidad cuyo presidente, profesor Arsenio Quevedo, habló durante el sepelio en el cementerio municipal de Villa Mella, donde el presidente de UNATRAFIN reiteró su llamado a las autoridades judiciales y policiales, para que se esclarezca este caso. “Volvemos a hacer nuestro llamado al señor procurador general de la República, doctor  Francisco Domínguez Brito y al señor jefe de la Policía Nacional, mayor general José Armando Polanco Gómez, para que se realice una amplia investigación, que se hurgue en lo más profundo, de manera que se puedan establecer responsabilidades en la muerte de este valioso joven, quien compartía su vida entre el trabajo y la educación, pues conducía una guagua del transporte público de pasajeros durante el día y en la noche cursaba una carrera universitaria”, expresó el profesor Arsenio Quevedo. Tanto el presidente de UNATRAFIN, como el dirigente choferil Blaubio Guzmán Medrano (Pachulí), significaron que es de rigor que la Policía y la Justicia realicen acciones exhaustivas hasta determinar las causas y los orígenes del vil asesinato del joven Vladimir Guzmán. Al acto del sepelio asistieron decenas de dirigentes del sector transporte, dirigentes comunitarios, estudiantes de universidades, colegios y liceos de la zona, además de una larga caravana de vehículos, convirtiendo el cortejo fúnebres en una inusual manifestación de dolor. Mientras la caravana se extendía y se sumaban decenas de vehículos en representación de rutas del transporte urbano y suburbano del Gran Santo Domingo, una muchedumbre a pie desfilaba con pancartas en mano con letreros mediante los cuales se leía “queremos justicia, queremos justicia”, lema que era gritado a todo pulmón por los asistentes al entierro del joven asesinado. El padre del joven muerto, señor Blaubio Guzmán Medrano, presidente de la ruta 88 y vicepresidente de UNATRAFIN, reiteró su denuncia de que días antes de la muerte de su vástago había recibido varias llamadas mediante las cuales le advertían que le podría suceder algo grave si insistía en estar del lado de UNATRAFIN. La última de esas llamadas las recibió a su número personal (849) 876-4301, llamada en la que le pidieron no meterse en el conflicto existente entre FENATRANO y UNATRAFIN por el control de la parada del Sur, en el entendido de que, según dicha llamada, “ese es un problema entre Edward Lara y nosotros (FENATRANO); y en la mañana del domingo su hijo fue baleado mortalmente. Según Guzmán Medrano, quien realizó la llamada del sábado utilizó el teléfono número (809) 481-7471 y se identificó como Antonio Brito, vicepresidente de FENATRANO. “Creemos que esta llamada telefónica podría ser un buen punto de partida para las investigaciones que estamos solicitando por este medio; por lo que reiteramos nuestro pedido al señor procurador general de la República y al jefe de la Policía Nacional abrir un proceso de investigación que pueda arrojar luces, dar con los culpables y aplicarles el peso de la Ley”, dijo el padre de la víctima.

Por Vianelo Perdomo

Facebook Comments Box

Notimundo

Instituto Dominicano De Periodismo (IDP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.