La Contraloría «pone en cintura» a la Cancillería

Spread the love

SANTO DOMINGO. La Contraloría General de la República ha comenzado a «poner en cintura» al Ministerio de Relaciones Exteriores, al cambiarle el formato de pago a la modalidad electrónica TXT, en la que ahora deben enviar el número de cuenta del beneficiario de cada legación, además de los documentos que sustenta los gastos.

Una fuente de Contraloría explicó que ahora el pago se le depositará directamente al beneficiario, como se viene aplicando en otras instituciones, por lo que ya la Cancillería no puede mandar una lista anexa para que le depositen en su cuenta institucional, y luego distribuir los fondos de viáticos y alquileres del personal que tiene acreditado en el extranjero.

La Contraloría ahora exige los contratos de alquileres de residencias, vehículos y otros. Muchos diplomáticos han presentado esos documentos, pero otra gran parte, que reside en el país, no tiene cómo justificar sus gastos, porque sus despachos están en las sucursales del Banco de Reservas y el cajero automático más cercano, como ellos mismos lo dicen para satirizar el hecho de que cobran entre US$4,000 y US$6,000 al mes.

Se explicó que los pagos de nómina y pensionados seguirán tramitándose de manera normal, luego de recibir el nombramiento, pero se enfatizó en que en lo adelante los pagos a proveedores de servicios o bienes, se harán directamente. Cada pago debe estar sustentado en facturas o contrato, lo que está normado, pero no se aplicaba, y en la actualidad se hace efectivo.

El gobierno y las oficinas de control vienen armonizando los sistemas contables como la cuenta única en cada institución, que está pendiente de lograrse, la implementación de todos los módulos del Sistema Integrado de Administración Financiera del Estado (SIGEF), y el pago directo a cuenta del beneficiario.

Antes de estas modalidades se pedía un libramiento a la Dirección de Presupuesto para que se colocara la cuenta dinero para un gasto, y a ese libramiento se le anexaban los documentos que justifican el pago, como el contrato la factura y otros, lo que depura la Contraloría antes de aprobar el libramiento.

En febrero pasado, el Ministerio de Hacienda indicó que sólo 39 instituciones estatales utilizan el SIGEF, que se implementa desde el 2004 para transparentar el gasto público.

El punto negro

El servicio exterior es el punto negro del programa de gobierno de Danilo Medina, ya que el mandatario no ha comenzado a aplicar lo que criticó en su campaña. «Los embajadores deberán trabajar para traer negocios al país. Serán evaluados al final del año de acuerdo a ello», prometió al rechazar que se mantuvieran como vacaciones pagadas.

 

 

 

 

 

 

Publicado por Juan Jose Ureña Breton

Facebook Comments Box

Notimundo

Instituto Dominicano De Periodismo (IDP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *