La Policía Nacional cambia su imagen con los nuevos destacamentos

Spread the love

SANTO DOMINGO ESTE. En interés de cambiar la imagen deteriorada de la Policía que tiene la población, esa institución ha iniciado un plan de remodelación de importantes destacamentos en zonas que se consideran neurálgicas, con el fin de brindar un mejor servicio a los habitantes, y garantizarles, a la vez, más rápida respuesta y soluciones a sus problemas de seguridad.

En ese sentido, ya están en funcionamiento el destacamento de Los Mina, que antes se llamaba Felicidad, y ahora, convertido en Inspectoría, lleva el nombre del fenecido capitán Gregorio E. Segura. Cuenta con equipos de alta tecnología, y el personal que labora allí está muy bien capacitado para resolver y afrontar los problemas de seguridad que llevan los lugareños.

Un ingrediente nuevo es que los que reciben las denuncias, por teléfono y de manera personal, son jóvenes estudiantes universitarios, contrario a otros tiempos que este personal estaba compuesto por personas, cuya educación era un octavo curso, y casi no sabían ni leer, ni y escribir.

«Realmente la cosa ha cambiado, ahora los policías están llegando con más rapidez cuando la ciudadanía lo requiere, y hay un personal más diligente, y no pide cuartos para resolver, antes esto era un desastre», dijo Paula Rosario, una mujer que ha sido víctima de robos y violencia intrafamiliar en varias ocasiones.

A esta inspectoría acuden diariamente entre 50 y a 60 personas a querellarse porque de alguna manera han sido víctimas de la delincuencia, lo que a juicio del abogado Rafael Ramírez Soriano, es una muestra de que hay más confianza en la Policía, y la delincuencia ha bajado, porque, según explicó el profesional del derecho, antes la situación era inaguantable.

Otro de los destacamentos remodelados y equipados con alta tecnología es el del Ensanche Ozama, específicamente en la avenida Sabana Larga con José Cabrera, que ahora, con su nombre, honra la memoria del Mayor Cirilo de Mota.

Al parecer, la gente ha recobrado la confianza, el comandante de aquí habla con la gente, escucha sus problemas y en orden de prioridad envía las unidades.

Algunos entienden que la Policía debe ahora ser dotada de más vehículos para que puedan acudir con más rapidez al llamado de la ciudadanía.

Dos de los jóvenes que atienden al público que acude aquí con problemas, José Alexander y Ramón, llevan tres meses sin cobrar, y aun así cumplen un horario de ocho horas diarias de servicios. «Si queremos mejorar, debemos comenzar por casa», dijo Ramón.

En el destacamento de Los Tres Brazos, que honra la memoria del Primer Teniente Mártires Pérez Méndez, el 90% de las querellas que se asientan es por violencia de género, y estas son enviadas a la fiscalía barrial que funciona a escasos metros del lugar.

Los residentes de este municipio, perciben que el servicio policial ha mejorado, dicen que acuden raudos a la primera llamada de auxilio, hay menos picoteo, y esperan que con la entrada del 911, con más equipos y gente nueva, lo que queda del pasado se borre definitivamente.

 

 

 

 

 

 

Publicado por Juan Jose Ureña Breton

Facebook Comments Box

Notimundo

Instituto Dominicano De Periodismo (IDP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *