¿Listo para despegar de nuevo? (IV de IV)

Spread the love

NAFTA a los 20. Hace dos décadas, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte tuvo un comienzo acelerado. Luego se estancó.

Funcionarios dicen que el fracaso de la Casa Blanca hasta ahora en aprobar el oleoducto Keystone XL desde Alberta a Nebraska, que ayudaría a transportar el crudo desde Canadá a las refinerías de la costa del Golfo en los Estados Unidos, ha disminuido la fe del primer ministro Stephen Harper en una mayor integración de América del Norte: Canadá está mirando al otro lado del Pacífico para mercados de petróleo. Muchos mexicanos permanecen fieros acerca de su petróleo. Algunos temen que su reforma de la energía les permitirá a las empresas estadounidenses trasladar al sur de la frontera su producción de gas de esquisto antes que los ambientalistas les prohíban hacerlo en su país.

Quizás la mayor interrogante sea si una energía más barata en los Estados Unidos le haga tan competitivo que considere que no necesita vínculos norteamericanos más estrechos. Si estados cuyos salarios fueron fuertemente afectados durante la crisis inmobiliaria, tales como Nevada y Nuevo México, son capaces de atraer negocios de regreso de China gracias en parte al bajo costo de la energía – que están dispuestos a hacer – México podría ser dejado a un lado.

Ambos y no uno u otro

Esa tendencia a desear hacerlo solo podría estar reflejada en el instinto de Washington de mantener alejados a los socios del NAFTA en otras negociaciones de libre comercio. El gobierno de Obama inició conversaciones sobre el Acuerdo Estratégico Transpacífico (TPP) con países alrededor de la costa del Pacífico antes de que se unieran Canadá y México. Hasta ahora ha elegido desairar los deseos de Canadá y México de unirse a la Alianza de Comercio e Inversión Transatlántica (TTIP) con la Unión Europea, a pesar del hecho de que ambos socios de NAFTA ya tienen acuerdos de libre comercio con la UE y armonizar a los tres tendría sentido. El enfoque de «concentrador y radios»1 del libre comercio provoca resentimientos en el norte y en el sur.

Pero en principio los crecientes vínculos de la región con Asia y Europa deben ser estimulados. La alternativa, el construir una Fortaleza de América del Norte en la cual los tres países traten de estimular mutuamente su competitividad a expensas del resto del mundo, debe ser evitada. Jaime Serra, un ex ministro de comercio mexicano que dirigió a los negociadores de NAFTA del país, argumenta que el TPP y el TTIP podrían socavar las ventajas comerciales de México dentro de América del Norte, especialmente debido a que les permitirían a otros países acceso a bajos aranceles en los Estados Unidos. Pero si se comportan como es de esperarse, el ayudar a promover la armonía regulatoria y el comercio de servicios, que se han quedado atrás bajo el NAFTA, y si incluyen negocios que apenas existían en el 1994 – telefonía móvil, comercio-e – la región completa estaría mejor. Una América del Norte con menos fronteras ayudaría a reducir las diferencias entre los estándares de vida alrededor de la región, que beneficiaría los tres países – no menos porque un México más rico significaría menos problemas de inmigración ilegal, violencia y corrupción en el vecindario. Bombardier es un ejemplo de progreso. Hace solo ocho años, su emplazamiento cercano a Querétaro solo tenía cactus. Ahora dos veces por semana vuelos transportan ingenieros y técnicos entre Querétaro, Wichita y Montreal. En el proceso aprenden nociones de los idiomas y culturas de las tres naciones, haciendo de América del Norte una entidad tangible. Por lo menos para ellos el relanzamiento del NAFTA, al igual que el lanzamiento del Learjet 85, sería algo que celebrar.

1 El modelo «hub-and-spoke» lleva el nombre de una rueda de bicicleta, que tiene un fuerte eje central con una serie de radios de conexión. En el sentido de la aviación se tiene un lugar central de donde parten todas las rutas.

 

 

 

 

Publicado por Juan Jose Ureña Breton

Facebook Comments Box

Notimundo

Instituto Dominicano De Periodismo (IDP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.