Los criollos también sobresalen desde las oficinas del béisbol

Spread the love

SANTO DOMINGO. Para un partido de la temporada entre abril y agosto, los Reales de Kansas City envían nueve jugadores al terreno, 16 quedan en el clubhouse y otros 240 están en las nóminas de los ocho equipos en los circuitos menores.

Pero operar la franquicia azul de Missouri requiere del soporte de una plantilla de 321 empleados que incluyen entrenadores, técnicos, contadores, personal de informática, abogados, promotores y vendedores de tickets. Allí también encuentra espacio una representación criolla.

Operaciones de béisbol es el área que trabaja más directa con los jugadores. En esa estructura se abre paso René Francisco, de breve paso por las ligas menores, que tiene 21 años trabajando en la larga escalera de la industria beisbolística, en reclutamiento, y ha alcanzado el puesto de asistente especial de la gerencia general.

Kansas, que sueña en serio con competir en la División Central, gracias uno de los sistemas de ligas menores más ricos en talento, ha identificado, incorporado y desarrollado ese material con una plataforma que no depende de un software, sino de un grueso equipos de carne y hueso. Para esto, Francisco ha tenido una gran cuota.

Los Royals acaban de fichar como consultor a Rafael Belliard, quien fue coach de banca de Jim Leyland en los Tigres de Detroit hasta 2013.

Forbes e ESPN estiman que las 30 franquicias de la Major League Baseball dan empleos directos a unas 10 mil personas.

Omar Minaya, primer latino en ocupar la posición de gerente general en equipos profesionales en los Estados Unidos, funge desde 2011 como vicepresidente senior de los Padres de San Diego, una posición que lo deja a un paso del puesto que desempeñó entre Expos y Mets (2002-2010).

Mario Soto (Rojos) y Felipe Alou (Gigantes), tienen grandes tareas asignadas en su condición de asistentes de sus respectivos gerentes. Soto ha trabajado con lanzadores como Johnny Cueto y Aroldis Chapman, mientras que Alou es una fuente de consulta obligatoria para su jefe, Brian Sabean.

En los Dodgers, José Vizcaíno es asistente especial en lo que refiere al personal del terreno para Ned Colletti. Ramón Peña (Cleveland) ocupa la posición de director de operaciones para América Latina, función que comparte con la de asistente de la gerencia. Ese mismo puesto tiene Ismael Cruz con Toronto.

Asimismo, Martín Valerio (Seattle), Ramón Pérez (Detroit), Pablo Peguero (Gigantes), José Rosario (Toronto) y Junior Noboa (Arizona) fungen como directores encargados de las operaciones de esos equipos en el país. Las funciones de Noboa abarcan todo el continente y tiene el cargo de vicepresidente de los Diamondbacks.

Luis Silverio (Piratas) es consejero para operaciones con latinos para un equipo que con menos de US$400 mil ha reclutado en los últimos años a Gregory Polanco, Starling Castro y Alen Hanson.

El listado incluye también a ex jugadores como Pedro Martínez (asistente especial en Boston), George Bell (consultor en Toronto) y Miguel Bonilla, encargado de rehabilitación de lanzadores para los Piratas.

 

 

 

 

 

 

Publicado por Juan Jose Ureña Breton

Facebook Comments Box

Notimundo

Instituto Dominicano De Periodismo (IDP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *