Obama y Hollande destacan la duradera alianza bilateral con un homenaje a Jefferson

Spread the love

WASHINGTON. Los presidentes de EE.UU., Barack Obama, y Francia, François Hollande, destacaron ayer la duradera e histórica alianza bilateral con un simbólico tributo a Thomas Jefferson, un reconocido francófilo, en el primer día de la visita de Estado del mandatario galo.

«Hemos recorrido un largo camino desde las ‘patatas de la libertad’ (freedom fries)», resumió un alto funcionario de la Casa Blanca en una conferencia telefónica con periodistas al recordar el cambio de nombre de las «french fries» en que se tradujo la indignación en EE.UU. tras el rechazo de París a la invasión de Irak en 2003.

Olvidadas ya esas tensiones, Obama y Hollande volaron juntos a Charlottesville (Virginia) para visitar Monticello, la que fuera residencia del presidente estadounidense Thomas Jefferson, quien se desempeñó como embajador en Francia entre 1785 y 1789.

Jefferson «era francófilo hasta la médula» y esta mansión es un símbolo «de la increíble historia entre Estados Unidos y Francia», destacó Obama a los periodistas tras la visita.

«Los lazos que nos unen han perdurado con el tiempo. Éramos aliados en la época de Jefferson y Lafayette y somos aliados hoy», subrayó, por su parte, Hollande.

El mandatario francés recordó que fue precisamente Jefferson quien compró a Napoleón en 1803 el extenso territorio de la Luisiana e ironizó «Hoy no estamos pidiendo nada». Obama respondió entre risas: «Fue una buena ganga».

A su regreso a Washington esta misma noche Hollande tendrá una cena en la embajada francesa con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, y el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim.

Este martes será el día central de la visita de Estado de Hollande, la primera de un mandatario francés a EE.UU. desde 1996, e incluirá un recibimiento con honores en la Casa Blanca, reunión con Obama en el Despacho Oval, seguida de una conferencia de prensa conjunta y, por último, una cena de gala con unos 350 invitados.

Francia «es un socio clave en los desafíos de seguridad que enfrentamos», enfatizó hoy un alto funcionario estadounidense durante la conferencia telefónica con periodistas.

Por ello, según la Casa Blanca, Obama y Hollande repasarán la «posición común» que sostienen dentro del Grupo 5+1 de cara a las negociaciones para un acuerdo definitivo sobre el programa nuclear de Irán, que se retomarán la próxima semana en Viena.

En ese sentido, el alto funcionario indicó que EE.UU. ha dejado claro tanto a Francia como al resto de socios en el G5+1 que EEUU apoya mantener e incrementar las sanciones contra Irán en caso de que no se llegue a un acuerdo de largo plazo sobre el programa nuclear iraní.

Obama y Hollande también hablarán de Siria, según el alto funcionario, que recordó que Francia fue «clave» en el planteamiento conjunto con EE.UU. de una «amenaza creíble del uso de la fuerza» que propició el acuerdo con el régimen de Bachar Al Asad para la destrucción de su arsenal de armas químicas.

En cuanto a la situación en África, los dos líderes analizarán cómo promover «una seguridad duradera» en Mali y lograr estabilidad «para los gobiernos democráticos» en toda la región.

Por otro lado, en materia económica la Casa Blanca prevé que Obama y Hollande repasen la recuperación global y, en particular, las «señales» de que la recesión en la eurozona está llegando a su fin, además de medidas de «apoyo al crecimiento» y fomento del empleo en ambos lados del Atlántico.

Estará también muy presente en las conversaciones entre ambos el impulso al tratado de libre comercio e inversiones, conocido como TTIP, que negocian EE.UU. y la Unión Europea (UE).

Asimismo, los dos presidentes están de acuerdo en buscar nuevas vías para «expandir» la cooperación bilateral medioambiental y contra el cambio climático.

Entre las prioridades de la agenda que tratarán Obama y Hollande la Casa Blanca no contempla la polémica por el espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense en el extranjero, aunque el alto funcionario comentó hoy que existe un diálogo «muy bueno» y «en desarrollo» al respecto con las autoridades francesas.

En una tribuna conjunta publicada hoy en los diarios Le Monde y The Washington Post, Obama y Hollande afirman que Estados Unidos y Francia quieren compartir con otros países «el precio y el peso del liderazgo», al tiempo que repasan el buen momento de las relaciones bilaterales.

 

 

 

Publicado por Juan Jose Ureña Breton

Facebook Comments Box

Notimundo

Instituto Dominicano De Periodismo (IDP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.