Un amor que nació por el baloncesto

Spread the love

SANTO DOMINGO. En el baloncesto dominicano no solamente han nacido grandes atletas, sino que también han surgido romances que van más allá del tabloncillo. Tal es el caso de Guadalupe Ruiz, jugadora y Mayobanex Mueses, entrenador y propulsor de baloncesto.

Se conocieron cuando desempeñaban sus distintos roles, y el 29 de junio de 1978, contrajeron matrimonio en el club Los Prados, una unión que tiene 35 años, con dos hijas e igual cantidad de nietas.

Se conocieron en los años 70, cuando Ruiz comenzó a estudiar en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD); Mueses era profesor en dicha casa de estudios, y también entrenaba la selección femenina universitaria. Lo llamaron para formar un equipo que representara al país en 197,1 en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de ese año.

Guadalupe representó al país en la selección nacional en varias ocasiones y militó para el Club Nueva Fe. Es bióloga de profesión, también es gloria del deporte y su retiro vino por su trabajo y su labor de ser madre.

«Él ha sido una persona muy respetuosa con sus jugadoras, el trato era como de un padre, y se preocupaba también por los estudios», revela Guadalupe.

Mueses es el dirigente del equipo de Maxi Baloncesto, combinado que está compuesto de jugadoras de la tercera edad, en varias categorías, y ven acción en eventos nacionales e internacionales.

Guadalupe explica que la clave de su relación ha sido el respeto, la confianza y la individualidad.

Dice que cuando están en la cancha, él es su dirigente, y cuando salen de la misma es su esposo. Ha aprendido a dividir el deporte y las cosas del hogar.

«Tenemos muchos gustos en común, y eso hace que sea interesante estar juntos; nos gusta el baloncesto, esa es la ventaja de nuestra química», dice Mueses.

 

 

 

 

Publicado por Juan Jose Ureña Breton

Facebook Comments Box

Notimundo

Instituto Dominicano De Periodismo (IDP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.