FILADELFIA — Los Arizona Diamondbacks, el menos favorito de los seis equipos que llegaron a los playoffs de la Liga Nacional, derrotaron 4-2 a los Philadelphia Phillies, el martes, en el séptimo y decisivo juego de la final del viejo circuito para avanzar a la Serie Mundial.

Los Diamondbacks jugarán su primer Clásico de Otoño de Grandes Ligas desde que derrotaron a los New York Yankees en siete juegos en el 2001, en apenas su cuarto año como franquicia de expansión. Desde el viernes enfrentarán a los Texas Rangers en el Globe Life Field de Arlington, que también tuvieron que ganar un séptimo juego a los Houston Astros en la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

Arizona (84-78 y -15 carreras) es el tercer equipo con 84 o menos triunfos en la temporada regular que llega hasta la Serie Mundial, junto a los New York Mets de 1973 y los St. Louis Cardinals del 2006, y el segundo con diferencial negativo de carreras. Los Minnesota Twins de 1987 fueron campeones, pese a que anotaron -20 carreras en la temporada.

En ruta al clásico de otoño, Arizona eliminó a los favoritos Milwaukee Brewers en las series de comodines, a los Los Angeles Dodgers en las series divisionales y a los Phillies en la serie de campeonato. Ahora tienen marca de 9-3, incluyendo 6-2 en la ruta.

El jardinero novato Corbin Carroll pegó tres hits, se robó dos bases y empujó dos carreras; el receptor venezolano Gabriel Moreno se fue de 4-2 con un remolque; el jardinero cubano Lourdes Gurriel Jr agregó dos imparables, y el intermedista dominicano Ketel Marte pegó un doble para extender a 16 juegos su cadena con imparable en la postemporada, la marca de todos los tiempos iniciando una carrera.

Con 19 hits esta postemporada y 26 en su carrera en esta etapa, Marte empató las marcas de Arizona que pertenecían al jardinero Steve Finley.

Por segunda vez en la serie, el zurdo venezolano Ranger Suarez y el derecho novato Brandon Pfaadt fueron los lanzadores abridores, pero ahora las cosas fueron un poco diferentes. El pasado jueves, en el juego 3 en Phoenix, Suarez ponchó a siete, permitió tres hits sin carreras y ponchó a siete en 5.1 innings, mientras que Pfaadt abanicó a nueve, con dos hits y ninguna carrera en 5.2 entradas.

El martes, Suárez comenzó ponchando al caliente Marte, pero permitió sencillos seguidos a Carroll y al receptor venezolano Gabriel Moreno. Suarez se repuso dominando a Christian Walker y Tommy Pham, pero no pudo evitar que Carroll anotara con el rodado de Walker por la tercera base.

Pfaadt abanicó a Kyle Schwarber y Bryce Harper en una primera entrada espectacular, pero el 3B Alec Bohm empató el juego 1-1 con soberbio cuadrangular de 401 pies en la segunda entrada. Fue el primer jonrón de Bohm en la actual postemporada y el segundo de su carrera.

En el cuarto, Bohm negoció pasaporte después de un out y fue llevado al plato por un doble del intermedista Bryson Stott, en conteo de una bola y dos strikes, que puso a los Phillies arriba 2-1. Incluyendo la postemporada, Stott lidera las Grandes Ligas con 87 hits en dos strikes.

Los Diamondbacks se pusieron al frente anotando dos veces en la primera parte del quinto inning. El puertorriqueño Emmanuel Rivera pegó sencillo al jardín central, avanzó a segunda por toque de sacrificio del dominicano Geraldo Perdomo y anotó por el tercer hit del juego para Carroll, quien robó la intermedia y anotó cuando Moreno pegó sencillo al relevista Jeff Hoffman.

Suárez toleró tres carreras y seis hits en 4.2 entradas para cargar con la derrota, mientras que Pfaadt admitió cuatro imparables dos y vueltas en cuatro episodios y salió sin decisión. Suarez ponchó seis y Pfaadt siete.

Arizona anotó su cuarta carrera en la primera parte de la séptima entrada. Perdomo bateó sencillo, Marte un doble y Carroll conectó elevado de sacrificio, antes que el caballo abridor de Philadelphia, Zack Wheeler, entrara para ponchar a Moreno.

Los Phillies pusieron dos corredores en circulación con out en el cierre de ese episodio, pero el relevista Kevin Ginkel dominó a Turner y Harper con elevados muertos al jardín central.

El bullpen contuvo a la artillería de los Phillies en las últimas cinco entradas tolerando un solo imparable, un doblete de Kyle Schwarber en el quinto episodio ante Joe Mantiply, el primer relevo utilizado por el manager Torey Lovullo.

of-am

Por notikk

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *